5 lugares imprescindibles en tu periplo por Europa

 

Cuando se trata de elegir destinos turísticos, los jóvenes prefieren las distintas opciones que brinda viajar por Europa, cientos de usuarios en el mundo se ven atraídos por la variedad gastronómica, idiomática, arquitectónica y  artística; y es que seducidos por sus hermosos paisajes, las personas viajan desde todos los rincones del mundo, o desde distintos puntos del mismo continente.

Motivados por la curiosidad, y en un intento de despejar dudas, quisimos hacer un listado de los destinos turísticos preferidos por los jóvenes que viajan por Europa, y las razones por las cuales no deben excluirse en tus próximas programaciones. Como podrás notar, destaca de inmediato en el listado una serie de ciudades hermosas ricas en arte, casco constructivo y vida nocturna. Comenzamos:

Londres. Escenario desde siempre de la buena música. Es el destino ideal para los amantes de los clubes, de la música independiente y del buen rock. Con lugares históricos destacables, es obligatorio visitar el Palacio de Westminster, Trafalgar Square, la Galería Nacional y sus hermosas catedrales.

Berlín.  La capital alemana se encuentra siempre en cambio constante y evolución continua. No puedes permitirte no visitar lo que queda del histórico muro, así como sus hermosas catedrales y jardines góticos. Berlín es también, en las últimas décadas, escenario de la más salvaje y activa vida nocturna.

Amsterdan. Es otro destino elegido por la juventud europea y de todo el mundo. No es de sorprender, siendo la ciudad más liberal del planeta. Caracterizada por ostentar orgullosa su barrio rojo y sus coffeshops. También es interesante que visites lugares como el museo de Anna Frank, la casa de las flores y el museo de Van Gogh.

Madrid. La hermosa capital española atrae a miles de turistas cada año en busca de arte, compras, vida nocturna y buena gastronomía. Con hermosos parques y jardines y, además, atracciones arquitectónicas de gran relevancia histórica.

Viena. Es la capital del arte y la cultural. Con sus numeroso monumentos, museos, plazas y jardines… No puedes dejar de visitar la Opera de Viena.