5 razones por las que visitar Phuket, en Tailandia

Phang Nga Bay


Esta bahía es una de las atracciones naturales más famosas de Phuket y de toda la península Malaya. Aquí se encuentran los mayores bosques de manglares de Tailandia, así como interesantes acantilados, cuevas y grutas. Parte de la bahía “Phang Nga Bay” está incluida en el Parque Nacional de Ao Phang Nga, donde no es raro encontrarse con monos salvajes, águilas, zorros voladores y otros animales exóticos.

La excursión turística a Phang Nga Bay le permitirá admirar maravillosas vistas desde un gran barco, para más delante, adentrarse en las distintas cuevas mediante largos botes.

El agua en estas cuevas es bastante turbia debido a la cantidad de barro, pero las pronunciadas mareas, unidas a la luz natural que penetra en ellas, le permitirán poder ver sus fondos marinos.

En Phang Nga Bay encontraremos Ko Tapu, probablemente, la parte que más se pueda ver en los reportajes audiovisuales sobre Tailandia. Se trata de un monolito de roca escarpada, de unos 20 metros de altura situado a 200 metros de la costa.

Desde la grabación de la película “El hombre de la pistola de oro”, protagonizada por James Bond en 1974, esta isla es popularmente conocida como “la isla de James Bond”.

Estatua de Buda


Una de las atracciones más nuevas y populares de Phuket es “The Big Buddha Phuket”. Un templo, aún incompleto, situado en lo más alto del monte Nakkerd. La estatua se alza a 400 metros sobre el nivel del mar y su lugar de construcción no fue elegido por casualidad. Algunos residentes afirman que este fue el lugar de refugio de la gran serpiente de Naga, mientras que hay quien sostiene que el mismísimo buda fue quien llegó a este lugar, se puso a meditar, y un enorme esplandor emanó de la montaña iluminando todos los pueblos cercanos.

De esta manera, pareciera como si la enorme estatua de mármol blanco, vigilara cada noche la isla de Phuket, protegiendo a todos sus habitantes.

Su construcción llevó 6 años y su financiación fue gracias a donaciones anónimas y contribuciones de la familia real. A los pies de la estatua, por un precio de 100 baht, se permite a los turistas escribir un deseo en un pequeños trozos de mármol, que posteriormente se colocarán rodeando al buda.

Boxeo tailandés


Originalmente, el boxeo tailandés siempre fue un deporte bastante sangriento y las muertes en cuadriláteros no eran de extrañar. Pero las cosas están cambiando y con el tiempo, el arte marcial antiguo, ha ganado un importante ejército de fans de todo el mundo y ha llegado a ser más civilizado.

Phuket es uno de los centros del boxeo tailandés y, paseando por sus calles, es habitual ver carteles y vallas publicitarias que anuncian combates para un viernes en algún lugar a las ocho y media de la noche.

Durante una velada, las calles de Phuket se congelan y todo el mundo marcha a toda prisa hacia el encuentro. Así que no nos tendría que sorprender si de repente una noche no viésemos a nadie por las calles de esta ciudad.

Vida nocturna


En Tailandia, es especialmente llamativa la combinación de altos monumentos culturales e históricos con una animada vida nocturna, de fama mundial. En Phuket, incluso los turistas más exigentes podrán encontrar un lugar de diversión que se adapte perfectamente a sus gustos.

El epicentro de la vida nocturna en Phuket es Bangla Road, la calle que conduce a la playa de Patong. Todas las noches, desde el atardecer hasta el amanecer, la calle cobra vida. El tráfico vehicular se corta y multitud restaurantes, cafés, tiendas y todo tipo de centros de entretenimiento abren sus puertas.

A diario, los bares en Bangla Road buscan llamar la atención de los turistas con la música más alta, una guerra de vatios que puede llegar a hacerse muy molesta en algunos momentos.

Old Phuket Town


Old Phuket Town es uno de los centros culturales más importantes de Tailandia. Aquí se organizan fiestas, desfiles y demostraciones de danzas con sus tradicionales estilos de vestir. Los restaurantes y cafeterías tienen un ambiente colorido y agradable en los que se sirven platos típicos tailandeses, cuyos secretos de preparación se remontan a tiempos antiguos.

También podremos encontrar muchas tiendas de antiguedades, viejas mansiones de estilo sino-portugués y casas-museo. El tiempo ideal para visitar este lugar es por la mañana, el calor de la tarde puede llegar a ser algo insoportable.