Dacing Forest, un misterioso bosque en forma de espiral

En el Parque Nacional Curonian Spit, ubicado en la región de Kaliningrado (Rusia), hay un misterioso lugar conocido como “Dacing Forest” (bosque bailable o bosque bailarín). Bajo este nombre se esconde una pequeña zona de bosque de pinos que se retuercen en formas de espirales y extraños giros.

Este bosque fue plantado en los años 60 del pasado siglo. La mayoría de árboles tienen una forma regular, pero existe una pequeña área donde todos sus pinos crecieron con diferentes curvaturas. Esto ha llevado a los científicos a hacerse muchas preguntas, entre ellas: ¿Por qué solo crecieron aquí?

Hay varias versiones, pero ninguna de ellas confirmada oficialmente. Algunos científicos creen que las curvaturas de estos árboles viene dadas por el viento, la temperatura y las características del suelo en esta zona. Otras versiones creen que es debido a los insectos…

También existe una leyenda popular acerca de una extraña aparición en este bosque. La leyenda cuenta que mientras el Príncipe de Prusia cazaba por este lugar, de repente, escuchó una hermosa melodía. El príncipe llegó a un pequeño claro y vio a una chica tocando la lira. El príncipe, rápidamente se enamoró de ella y quiso casarse, pero la chica no quiso. Con el fin de demostrar su poder, el príncipe de Prusia decidió hacer bailar a los árboles al sonido de la lira. No se sabe como terminó la leyenda, pero al parecer, los árboles comenzaron a bailar…

Por supuesto, esta leyenda no puede explicar la curvatura anormal de los pinos en un área tan pequeña, aunque solo sea bosque este bosque es relativamente reciente.

Hasta hace algunos años, el “Dacing Forest” no estaba abierto al público, pero ahora es posible visitarlo a través de una ruta turística.

Durante un tiempo fue posible moverse libremente por el bosque, pero en 2009 se decidió poner algunas restricciones. La razón para restringir el movimiento de los turistas fue por el peligro de destrucción de estos singulares árboles. En la actualidad, la visita a este lugar se hace mediante senderos.

En el “Dacing Forest” se pueden encontrar troncos de pino que forman anillos entrelazados e incluso en espiral.

La población local está dividida acerca de este bosque. Algunas personas ven este fenómeno como algo totalmente normal de la naturaleza, casi sin prestar ninguna atención a él, pero otros (como los buscadores de setas) prefieren mantenerse alejados de esta zona tan peculiar.

De todos modos, el misterio del “Dacing Forest” aún no ha sido revelado. Cada año, son miles los turistas los que se acercan a recorrer este misterioso y sorprendente bosque.