Visitar Kerala, “el país propio de Dios”

En India existen paisajes naturales sumamente hermosos y que debemos visitar, más allá de que sea un país superpoblado, lo cierto es que existen sitios realmente relajantes y casi desolados, como por ejemplo Kerala, un lugar ideal para realizar ecoturismo.

A la región de Kerala se la conoce además como “el país propio de Dios”, donde podremos ver una gran cantidad de playas hermosas y selvas vírgenes que impactan nuestra visión. En uno de los rincones de la India, donde se ha debido comenzar a proteger su riqueza natural, ya que anteriormente la tala de árboles estaba perjudicando enormemente este hermoso ecosistema.

En Kerala podremos ver un paisaje con una geografía especial y realmente única en el mundo, ya que cuenta con un territorio que es recorrido por al rededor de 44 ríos unidos en una especie de red que repletan a la región de cascadas, aguas interiores esmeraldas, y demás.

Además del paisaje, también podemos visitar algunas ciudades cercanas en Kerala, entre ellas se recomienda visitar Gavi, lo cierto es que en esta región el ecoturismo esta en auge y cuenta con una gran cantidad de paisajes y caminos por recorrer.

Por citar algunas de las actividades que es posible realizar en Kerala, podemos mencionar los paseos por la selva en busca de especies de pájaros que nunca hayamos visto, existiendo un total de 320 especies en esta región, así como también la posibilidad de pasear en canoa sobre la inmensidad de sus aguas, recorriendo varios de los ríos que atraviesan Kerala.

Si no te gusta aventurarse solo en la selva, y deseas ir con un guía, los habitantes de la región se encargan de realizar varios paseos guiados, además de preparar platos especiales de la zona, lo que puede convertir nuestra visita en un momento único y diferente, escapando completamente de nuestra rutina diaria.

Para finalizar, debemos recomendarles que, si visitan Kerala, deben probar aunque sea por una noche las “casas bote”, o “houseboats, fabricadas con materiales como el bambú, donde podremos pasar una hermosa velada, algo ideal si hacemos la visita en pareja, aunque puede que nos interese disfrutar de la experiencia más allá de ir solos o con amigos.