Visitar Sevilla, capital de Andalucía

Situada a las orillas del Guadalquivir, nos encontramos con la capital de Andalucía, Sevilla, o como la llamaron los romanos Híspalis. Ciudad con encanto que no deja indiferente nadie. Unos de los rincones más bonitos de Europa. Una ciudad que ha visto a crecer a numerosos artistas y famosos.

Famosa por su gastronomía y fiestas, Sevilla, es la ciudad perfecta para visitar en familia. Presenta un clima envidiable durante todo el año. Una vez llegue a la ciudad andaluza, no puede pasar sin visitar su famosa Catedral, una de las más grandes que se pueden visitar de este estilo (gótica), con su famosa Giralda (emblema de la ciudad) levantada sobre ella.

giralda sevilla

Al pie de la giralda tenemos el antiguo barrio de Santa Cruz, el casco antiguo de la ciudad, no podemos irnos de la ciudad sin perdernos entre sus estrechas callejuelas blancas, con el olor a azahar y jazmín típico de la ciudad en primavera. En el mismo barrio de Santa Cruz podemos encontrarnos con los Reales Alcázares de la ciudad, con sus frondosos jardines donde relajarnos un rato leyendo o simplemente tumbados.

Cruzando el río, tenemos el famoso barrio de Triana, donde podremos disfrutar de la particular gastronomía de la zona a buen precio, mientras podemos observar al otro lado del río la plaza de toros de la ciudad, la Real Maestranza. Barrio famoso por su gente, agradable y simpática que no tardaran en sacarle una sonrisa. Muchos de los artistas sevillanos, han nacido en este barrio, y sus casas son visitables por los turistas.

Sevilla es también famosa por su Semana Santa, en el mes de abril, donde se representa la muerte de Jesucristo. La ciudad recibe a numerosos turistas, siendo  la madrugada del jueves al viernes santo su punto culmen, donde la ciudad dobla su número de  habitantes merced a la gran cantidad de turistas que la visitan para tal acto. La virgen Macarena o la Esperanza de Triana son algunas de las imágenes que podemos ver en estos días.

La otra gran fiesta de la ciudad, es la Feria de Abril, donde durante 7 días, la ciudad se paraliza en el real de la feria, donde se celebra esta fiesta al son de las Sevillanas, regadas con buen vino y mujeres vestidas con trajes para la ocasión.

En definitiva, una ciudad que merece la pena ser visitada y no se arrepentirá de hacerlo, y es que ya lo dijo el cordobés Antonio Gala “Los sevillanos creen que tienen la mejor ciudad del mundo, lo peor, es que puede que tengan razón”.